Ahora que ya ha pasado la primera semana del año y que la Navidad, con sus consiguientes excesos, ha terminado, llega el momento de empezar 2016  con hábitos renovados y saludables. Desde Dentix te proponemos una sencilla lista con 6 propósitos para luzcas una boca sana y bonita en este nuevo año.

1.      Mejorar la higiene bucal diaria

Para tener una boca sana es fundamental mantener una correcta higiene bucal. Recuerda que el cepillado después de cada comida es esencial y  además lo ideal sería completarlo con el uso de seda dental y un enjuague bucal.

Si este hábito te cuesta más cumplirlo tras la comida de medio día existe una fácil solución, solo tienes que llevar siempre contigo (también lo puedes dejar en tu lugar de trabajo) un cómodo kit de viaje de higiene bucal.

2.      Renovar el cepillo de dientes con más frecuencia

Una vez que hemos cumplido el propósito de mejorar nuestros hábitos de higiene diaria es necesario que no descuidemos todo aquello que utilizamos para mantener nuestra boca limpia y sana en las mejores condiciones. Y es que utilizar un cepillo que haya perdido sus propiedades mecánicas reduce la efectividad y la calidad del cepillado, por ello lo recomendable es renovarlo como máximo cada 6 meses.

3.      No morderte las uñas

Aunque puede parecer un propósito que poco tiene que ver con la salud de nuestros dientes, nada más lejos de la realidad. Este hábito puede dañar seriamente el esmalte de los dientes y acabar produciendo hipersensibilidad dental. El inconveniente está en que en muchas ocasiones se trata de un acto involuntario, algo que hace que sea más difícil de evitar. Para estas ocasiones existen algunos remedios como esmaltes de sabores amargos que te pueden ayudar.

4.      Dieta sana

Es un hecho probado que la alimentación repercute directamente en el estado de salud de la boca. Las dietas con excesos de azúcares y ácidos facilitan la aparición de caries y sensibilidad dental, mientras que aquellas que son ricas en vitaminas y flúor son altamente beneficiosas. Además existen algunos alimentos conocidos por sus propiedades limpiadoras como la manzana o la zanahoria.

5.      Realizar una revisión anual

Una boca sana necesita de un correcto control, por ello, aunque aparentemente tu salud bucodental esté en las mejores condiciones, es fundamental acudir a dentista de confianza con una periodicidad de al menos una vez al año. Así, durante esta visita, tu odontólogo podrá verificar el estado en el que se encuentra tu boca, anticiparse a posibles problemas futuros y ponerle tratamiento a los existentes.

6.      Realizar una limpieza dental anual

Ya hemos hablado del propósito de hacer una revisión anual, pero es muy importante que esta venga acompañada de una limpieza dental. Ni siquiera la higiene más rigurosa es capaz de combatir el 100% del sarro que se deposita en nuestros dientes, algo para lo que es necesario una limpieza por parte de profesionales. La limpieza dental también favorece la prevención de la gingivitis, la caries y el mal aliento.