Modificar el color, forma y brillo de los dientes se ha convertido en algo sencillo gracias a las carillas dentales, que consiguen mejorar el frente estético de los dientes a través de diferentes materiales que imitan los atributos más deseados de una bonita sonrisa.

Llamadas también facetas dentales, las carillas dentales son unas finas láminas cosméticas que cubren la parte visible del diente y que se pegan a la parte más externa gracias a un cemento o resina especial. Se trata de una solución  rápida, eficaz y sencilla para aquellas personas que tengan los dientes amarillos, desgastados, desnivelados e incluso separados y que quieran obtener su boca deseada. De este modo, podrían usarse para cubrir dientes rotos parcialmente, rellenar  pequeños espacios interdentales, corregir formas,tinciones... siempre que el odontólogo considere favorable este tratamiento una vez estudiado el caso de manera personalizada.

Carillas dentales renovables y a cualquier edad

Aunque siempre existe el riesgo de que se desprendan, se astillen o se rompan, las carillas dentales pueden durar muchos años. El odontólogo será quien determine la duración de cada carilla dental y, en cualquier caso, el fin de su vida útil o deterioro no debería suponer un problema, pues tienen como ventaja que son renovables, es decir, pueden quitarse y renovarse después. Todo esto, sin dañar el diente ya que se colocan sobre su superficie sin necesidad de realizar grandes cambios en el diseño.

¿Cómo limpiar las carillas dentales?

Se deben limpiar como los propios dientes. El uso del hilo dental y el cepillado, un mínimo de dos veces al día, siguen siendo fundamentales para remover los residuos de alimentos y la placa bacteriana. Así, también necesitan de controles posteriores y revisiones periódicas en las que comprobar el correcto estado de las carillas dentales y, por supuesto, de los dientes que las sostienen.

En cualquier caso, no hay que olvidar de que se trata de un tratamiento de estética dental, que requiere que se descarte la existencia de otros problemas bucodentales que las carillas dentales por sí solas no los solucionarían.

Etiquetado en : Estética dental