La sensibilidad dental o hipersensibilidad dental (HD) es ese dolor intenso y transitorio que sentimos en los dientes por la exposición de la dentina a estímulos externos que pueden estar provocados por la ingesta de bebidas y comidas. Se trata de la causa más frecuente de dolor dental, pero por suerte tiene solución.

Consejos para combatir la hipersensibilidad

  1. Cepillado dental, 3 veces al día, 7 días a la semana. Para combatir la sensibilidad dental es fundamental tener una correcta higiene bucodental.

  2. Suavidad en el cepillado. Para ello es importante utilizar un cepillo de dientes con filamentos suaves que no provoque o aumente el desgaste del esmalte que éste puede ocasionar.

  3. En cualquier caso es importante renovar el cepillo de dientes de manera frecuente. Si se posee sensibilidad dental no se deben sobrepasar 3 meses con el mismo.

  4. La forma del cepillado influye. Existen diferentes técnicas de cepillado, la técnica de Bass, que os explicaremos más adelante, es la más recomendada y utilizada. Lo importante es realizar el cepillado de manera minuciosa, garantizando la remoción de la placa bacteriana de manera correcta, teniendo acceso a todas las superficies dentales y periodontales.

  5. Mejor utilizar productos no abrasivos. Hay que descartar los productos con componentes abrasivos facilitan la aparición de la hipersensibilidad dental.

  6. El consumo de ácidos y azúcares puede agravar la sensación de sensibilidad. Así, un consejo sería reducir la toma de bebidas gaseosas azucaradas.

  7. Procurar cepillarse los dientes inmediatamente después de la ingesta de estos alimentos ácidos. Es recomendable hacerlo en los 30 minutos posteriores a la ingesta, que es cuando comienza a formarse la película adquirida y la formación de la placa.

  8. Evitar, en la medida de lo posible, la ingesta de medicamentos ácidos que se disuelven en la boca como la aspirina

Además, existen una serie de productos específicos, con agentes desensibilizantes, que el odontólogo podrá recomendarnos para tratar la sensibilidad dental.

Es importante destacar que para que todas estas pautas tengan su efecto es necesario un uso prolongado y continuado. Si aun así esto no fuese suficiente, se pueden llevar a cabo tratamientos específicos en la clínica dental según el grado de sensibilidad dental que presente el paciente

Etiquetado en : Cuidado dental Adultos