La halitosis o mal aliento es un problema bucal bastante habitual entre la población y se produce, en la mayoría de casos, por la presencia de bacterias en la boca y en la superficie de la lengua. Estas bacterias descomponen la comida, produciendo compuestos volátiles sulfurados (CVS), que desprenden un olor desagradable.

El tabaco, el consumo elevado de café, alcohol o alimentos como el ajo o la cebolla son algunas de las prácticas que contribuyen al mal aliento, así como el ayuno o las dietas bajas en calorías que reducen el flujo salival. También las enfermedades bucodentales como la gingivitis, la periodontitis o la caries pueden ser causa de halitosis.

¿Qué hacer para prevenir el mal aliento? Desde Dentix te proponemos una serie de sencillos consejos para combatir este problema:

  • Beber agua de forma frecuente para favorecer la hidratación de la boca. .
     
  • Cepillar los dientes después de cada comida y, en caso de que no sea posible, masticar chicles sin azúcar. .
     
  • Utilizar hilo dental para eliminar la comida que queda entre los dientes. .
     
  • Hacer uso de enjuagues bucales también ayuda a combatir los restos de alimentos tras las comidas.
     
  • Consumir de forma moderada alimentos y bebidas proclives a la generación de halitosis como el alcohol, el café, el ajo, la cebolla…y evitar el tabaco, con posibles efectos bucodentales mucho más negativos.
     
  • Acudir al odontólogo con cierta regularidad, al menos una vez al año, para prevenir las caries u otras afecciones dentales.
     

*Imagen propiedad de Santiago Rodriguez