Aunque no se habla de ella, la odontofobia es uno de los principales motivos por el que los españoles no acudimos al dentista. Para la mayoría, ir al dentista es un momento incómodo por lo que es importante distinguir entre ansiedad y fobia. La ansiedad consiste en sentir cierta intranquilidad e incluso un leve miedo pero no limita la vida del afectado. En cambio, la fobia es un miedo irrefrenable que impide al afectado visitar a su dentista durante largos periodos de tiempo, lo que puede generar incluso enfermedades como la gastritis.

Esta patología puede estar causada por la ansiedad relacionada con algún proceso traumático en la infancia o surgir tras un proceso de angustia generalizado, del que la persona no es consciente, ya que tampoco tiene porqué haber sufrido una mala experiencia.

Estos pacientes suelen pensar que les van a hacer daño en la revisión, cuando la realidad es que únicamente sirve para hacer un estudio del estado de la boca del paciente y evitar así futuras enfermedades. Para los que piensan que todos los tratamientos dentales duelen, una buena noticia: la mayoría de ellos ya se realizan con anestesia, el clásico “olor a dentista” ha ido desapareciendo y las agujas son más finas y pequeñas.

Si aun así sientes sudores fríos al pensar que tienes que ir al dentista, aquí tienes unos consejos para que no demores más la visita:

Haz de la visita al dentista algo habitual: ya que solemos sentirnos más cómodos en tareas rutinarias.

  • No lo retrases: Sólo acudimos al dentista cuando tenemos dolor y no pensamos que una revisión a tiempo puede evitarnos muchos problemas.
  • Siéntete cómodo: Es importante que encuentres un dentista con el que te sientas cómodo. Ayuda que el facultativo emplee un lenguaje claro y que tú le hables abiertamente de tu problema.
  • ¿Sedación consciente? Es una técnica intravenosa que no presenta efectos secundarios. ¡Pregunta a tu dentista!
  • Relájate: Evita los excitantes y acuéstate temprano antes de la consulta. Llega antes de la hora citada y en la sala de espera respira profundamente y enfoca tu pensamiento en cosas agradables.
Etiquetado en : Revisiones Dentales