¿Qué es la Ortodoncia Invisible?

La ortodoncia invisible “transparente” es la mejor opción para aquellos pacientes que, sobre todo, valoran el factor estético durante el tiempo que dura su tratamiento. Consiste en la colocación en la boca de férulas o alineadores transparentes. Estos alineadores son fabricados en plástico mediante programas informáticos en 3D que realizan una simulación virtual de la dentadura, desde que se inicia el tratamiento y durante toda la duración del mismo, hasta llegar a la posición deseada. Con él, el especialista puede determinar la evolución del tratamiento en cada momento.

Los alineadores se cambian cada dos semanas aproximadamente. En algunas ocasiones el cambio de férula puede realizarlo el propio paciente en su casa siguiendo las indicaciones del especialista, con lo cual se puede retrasar la visita al consultorio.

Ventajas de la Ortodoncia Invisible

Pero, ¿tiene esta ortodoncia invisible otras ventajas además de la estética? La respuesta es sí y, además, tiene varias:

  • No se nota. Se trata de una férula transparente fabricada con materiales plásticos con lo que los demás no notarán la presencia de la ortodoncia en vuestra boca.
  • Comodidad. No ocasiona roces, llagas o heridas.
  • Facilita la higiene dental. Al ser removible, se retira en las comidas y facilita el cepillado de las piezas dentales.
  • Rápida adaptación. El proceso adaptativo a la ortodoncia invisible de los pacientes que se deciden por esta técnica es mucho más rápido.
  • A medida. La férula de plástico se realiza a medida de cada paciente gracias a la tecnología virtual 3D que reproduce la boca y proyecta su evolución hasta conseguir el resultado deseado.
  • Tiene menos efectos secundarios indeseados al final del tratamiento: gingivitis, manchas en las piezas dentales, caries…
  • En los casos en los que está indicada, obtiene los mismos o mejores resultados en, incluso, menos tiempo.

Gracias a los avances tecnológicos, la ortodoncia invisible puede resolver casi cualquier problema de mala posición dental. Eso sí, se debe ser muy constante, ya que es muy importante que los alineadores se lleven colocados unas 20 horas al día, sólo se retiran para comer y beber.

Como siempre, nuestra recomendación es que os pongáis en manos del especialista en ortodoncia de vuestra clínica dental para conocer más acerca de este tratamiento y de las múltiples posibilidades que os ofrece. 

Etiquetado en : Ortodoncia