Existen innumerables estudios que relacionan deporte y salud bucodental. Todos coinciden en que la salud oral influye en el rendimiento deportivo, así como el deporte influye en la salud de nuestra boca.

En el caso de la periodontitis la relación es evidente ya que las personas que hacen deporte tienen menor riesgo de desarrollar procesos inflamatorios y presentan mejores respuestas inmunológicas. Y, precisamente, al ser la periodontitis una inflamación de los tejidos alrededor del diente causada por los gérmenes y bacterias de la boca, ese menor riesgo de cursar procesos inflamatorios y una mejor respuesta inmune, ayuda a reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad.

¿Cómo afecta la Periodontitis al rendimiento deportivo?

Veamos qué ocurre en el caso inverso: ¿qué consecuencias tiene la periodontitis en el rendimiento de un deportista? Pues bien, la enfermedad periodontal  aumenta el riesgo de sufrir:

  • Enfermedades cardiovasculares, incluso infarto
  • Infecciones respiratorias 
  • Problemas musculares

Todos estos problemas inciden directamente el rendimiento de los deportistas. Y ello ocurre sobre todo en el caso del ámbito muscular ya que la periodontitis se relaciona, en concreto, con una mayor probabilidad de sufrir contracturas musculares y fatiga muscular. Además, provoca una recuperación más tardía de los músculos, tanto después de realizar ejercicio como tras una lesión.  

Incluso, sin llegar a problemas concretos, la periodontitis tiene efectos negativos en el rendimiento físico sobre todo, y esencialmente, por la presencia de dolor y molestias que provocan una reducción del bienestar del deportista.

Todo ello se ve agravado por las particularidades en los hábitos alimenticios de muchos deportistas, que siguen dietas ricas en hidratos de carbono y se hidratan con bebidas isotónicas, zumos y batidos, todos ellos con alto contenido en azúcar. Esta dieta puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades periodontales, sino también la aparición de caries. 

Todo ello hace necesario que los deportistas, especialmente de élite, deban someterse a férreos controles de salud bucodental. Y es que, los efectos negativos de estos trastornos bucales afectarán al deportista a corto plazo, durante su carrera deportiva, pero también hay que considerar el efecto negativo a largo plazo porque, si no se trata o previene debidamente, la periodontitis acarrea problemas más complejos que necesitan tratamientos más costosos.  

Así que, si sois deportistas, ya sabéis: lo mejor para rendir debidamente, además de entrenar, entrenar y entrenar, es cuidar vuestra boca para prevenir problemas que no os dejarán disfrutar plenamente de vuestro deporte favorito.