El simple hecho de salir a comer con amigos puede ser un reto cuando te acaban de colocar los brackets. Y ello  porque es muy normal tener molestias durante las primeras semanas causadas por la presión que, para colocar nuestros dientes, ejercen los brackets sobre nuestras piezas dentales. 

Ya os hablamos en un post anterior de los alimentos prohibidos si tenemos ortodoncia y ahora queremos ayudarte a paliar esas molestias iniciales con algunos consejos que, aunque basados en el sentido común, nuestros pacientes agradecen al salir de nuestras clínicas. Pero antes de hablar de los tipos de alimentos que debes ingerir y la forma de cocinarlos, te vamos a dar unos consejos generales:

  1. No os alarméis. Como decíamos antes, estas molestias son normales y ceden con un paracetamol.
  2. Intentad llevar una alimentación saludable. Este consejo, por supuesto, es extensible a toda la población, pero más aún si lleváis brackets ya que evita problemas que se verían agravados en el caso de tener ortodoncia.
  3. Es importante cortar la comida en trozos pequeños y masticar despacio. De esa forma, la apertura de mandíbula es menor y evitamos rozaduras y malas mordidas.

Así, ahora vamos a repasar los alimentos y algunas formas de cocinarlos para evitar molestias mayores.

  • Frutas. Lo mejor es que os decantéis por las frutas maduras (que son más blandas) y cortadas en trocitos. También se puede probar con los batidos y los zumos. Pero ojo con los cítricos si hay llagas causadas por las rozaduras con la ortodoncia. Pueden aumentar las molestias. 
  • Cereales. La pasta y el arroz son una buena elección siempre y cuando estén bien cocidos.
  • Patatas y legumbres. En este caso, lo mejor es decantarse por estos alimentos hechos puré, aunque en el caso de las legumbres, también podéis tomarlas estofadas si eres de los que aprecia un buen plato de lentejas.
  • Verduras. Las verduras, también mejor en puré, aunque también se pueden tomar cocidas. Hay que evitar la masticación de verduras crudas en la medida de lo posible, sobre todo los primeros días. 
  • Carne. Intentad elegir carnes tiernas que sean más fáciles de masticar y, generalmente, que favorecen una limpieza más fácil. Mejor elegir carne de  pollo, un guiso, un estofado o carne picada que una carne a la plancha o un asado.
  • Huevos. Una buena tortilla francesa es una muy buena opción. Incluso se le puede añadir queso, jamón de York o incluso atún si os gusta con algo más de sabor.
  • Pescado. La mejor opción es el pescado al horno porque queda más jugoso y blando que frito o a la plancha.  

Y, por supuesto, paciencia. Aunque se sientan molestias, éstas son pasajeras y tienen la recompensa de una dentadura bien colocada y con una buena mordida, lo que redunda en vuestra salud en general, no lo dudéis.

Etiquetado en : Ortodoncia