Caries

La caries es una enfermedad provocada por múltiples factores, que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente en consecuencia de los ácidos que genera la placa bacteriana.

Existen muchos y diversos tipos de bacterias que viven en nuestra boca, cuando comemos y bebemos, estas bacterias producen ácidos que pueden disolver la capa protectora debajo de la placa retenida.

El ácido elimina minerales del esmalte, que si no se trata puede dar lugar a lesiones cariosas.

1

Tipos de caries

2

Caries coronal Caries Coronal

Son las más comunes, se presentan tanto en niños como en adultos, y generalmente sobre las superficies de masticación o entre los dientes.

3

Caries radicular Caries radicular

A medida que avanzamos en edad, las encías se retraen, dejando expuestas partes de la raíz del diente. Como las raíces no están recubiertas por esmalte, estas zonas expuestas pueden afectarse fácilmente.

4

Diagnóstico de una caries

5

Existen diferentes métodos para detectar lesiones cariosas:

  • Inspección visual
  • Inspección táctil
  • Transiluminación
  • Resistencia eléctrica
  • Fluorescencia láser
  • Reflexión lumínica

El método más preciso es la inspección visual, pero para en determinados casos y dependiendo del tipo de superficie y carie, se puede complementar con algún otro método de detección.

6

Los indicativos más comunes a la hora de un diagnóstico:

  • Cambio de coloración del punto, surco o fisura, que comienza siendo blanco cretáceo para decolorarse luego en tonos pardos o negros.
  • Área opaca que rodea al macrodefecto teñido.
  • Cavitación del diente.
  • Normalmente no se aprecian síntomas. En los casos en que la caries está muy extendida el paciente puede notar algo de sensibilidad, especialmente al frío, al calor y a los dulces.

El método más preciso es la inspección visual, pero para en determinados casos y dependiendo del tipo de superficie y carie, se puede complementar con algún otro método de detección.

7

Tratamiento de caries

Cuando la caries afecta sólo al esmalte y la dentina se eliminará en primer lugar todo el tejido infectado y enfermo. Luego se procederá a la reconstrucción del diente rellenando el hueco con una resina compuesta o un composite, ya que estos materiales permiten proporcionar al empaste la misma coloración del diente y se adhiere mejor al diente que las amalgamas de metales que se utilizan anteriormente.

Si la caries es profunda y ha afectado a la pulpa (pulpitis) el tratamiento será más complejo y requerirá la realización de una endodoncia.