Limpieza dental

La limpieza dental, técnicamente conocidas como profilaxis, protege el esmalte, suaviza las manchas y elimina los depósitos que se acumularán en los dientes y debajo de las encías, lo que conocemos como placa dental y que con el tiempo se transformarán en sarro.

Con la eliminación de la placa dental y el sarro por parte de nuestros profesionales no solo mejoramos el aspecto de nuestra sonrisa si no que evitamos la aparición y proliferación de bacterias que originan enfermedad es como gingivitis, caries, periodontitis.

Una correcta Higiene bucal es indispensable para mantener una boca sana y bonita.

1

¿En qué consiste una limpieza dental?

La limpieza dental es un procedimiento bastante sencillo que se realiza en una sola sesión y que te ayuda a tener los dientes realmente limpios.

El proceso comienza eliminando el sarro localizado por encima de la línea de las encías con una punta de ultrasonidos, se continúa por debajo de las encías con los depósitos subgingivales, para terminar con el pulido de la superficie de los dientes.

Lo recomendable es cepillarse los dientes dos veces al día, pero a pesar de que te cepilles muy bien los dientes, hay zonas en las que puede acumularse placa bacteriana y formar sarro que no puede eliminarse con un simple cepillado.

Si este sarro no se elimina, puede acumularse placa dental y padecer la llamada enfermedad gingival. Por este motivo, debes realizarte una limpieza dental para evitar este tipo de enfermedades y conseguir que tus dientes estén totalmente limpios.

¿Qué tipos de limpieza dental hay?

Existen dos tipos de limpieza dental: La limpieza dental básica y el Curetaje o raspado radicular. La elección de uno u otro dependerá de las necesidades del paciente, de los resultados del estudio que realice el odontólogo y el estado de salud de las piezas dentales.

2

Limpieza dental básica Limpieza dental básica

La limpieza dental básica es de carácter preventivo y estético, y su principal objetivo es la eliminación de la placa bacteriana y el sarro. Los expertos recomiendan hacer una limpieza dental básica cada 6 meses.

Es un procedimiento sencillo y se realiza en solo una sesión en tu clínica Dentix.

3

Curetaje o raspado radicular Curetaje o raspado radicular

El curetaje o raspado radicular es un tratamiento dental para eliminar la placa bacteriana y el sarro, y se realiza en pacientes que padecen una enfermedad relacionada con las encías como gingivitis o enfermedades periodontales. 

Para un tratamiento de curetaje, se divide la boca en cuadrantes y se realiza una limpieza dental profunda, centrándose en la zona de los dientes por debajo de la línea de las encías y en el fondo de las bolsas periodontales.

4

Diferencias entre limpieza dental y curetaje dental

La principal diferencia entre una limpieza dental y el curetaje, es que la limpieza es un tratamiento preventivo para eliminar el sarro y la placa bacteriana; mientras que el curetaje se realiza en pacientes con una enfermedad relacionada con las encías o enfermedades periodontales.

5

¿Cuándo hacerse una limpieza dental?

En Dentix recomendamos que se realice una limpieza dental cada seis meses.

Existen casos en los que la frecuencia puede variar, por necesidades específicas del paciente.

Por ejemplo, en caso de pacientes con enfermedad periodontal, la frecuencia puede ser mayor pasando a una limpieza mensual e incluso la necesidad de realización de curetajes.

A su vez, después de la realización de determinados tratamientos como ortodoncia, implantología o procedimientos de estética dental, se realiza previamente una limpieza dental.